Recién conocido el dramático desplome del PIB, Sánchez se pavoneaba en San Millán de la Cogolla en la inauguración de la conferencia de presidentes autonómicos (a la que finalmente se sumó Urkullu, tras ceder el Gobierno a un nuevo chantaje económico exprés del PNV, cerrado en la madrugada para que Sánchez tuviese su foto).

¿Y qué dijo Sánchez sobre el descalabro del PIB? ¿Qué propuso ante una situación agónica? Pues el recetario habitual: «Transición ecológica para hacer frente al cambio climático, transición digital, igualdad de género y cohesión para una recuperación inclusiva».

España es el país de la UE donde más ha caído el PIB y el segundo en tasa de letalidad por coronavirus de toda la Unión. Estos son los hechos. Lo demás es ideología, propaganda, excusas y egolatría.

Esta gente no sirve. Y en una situación crítica advertirlo supone un servicio público.

Luis Ventoso ( ABC )