ESTADO DE IMPUNIDAD

A estas alturas de la crisis, con españoles que llevan más de 70 días confinados, parece que se impone desligar ya el estado de alarma del de salud. Las restricciones de movilidad se pueden lograr por muchas vías.

La sociedad española ha dado sobradas muestras de responsabilidad y que está concienciada en la forma y manera de luchar contra la pandemia. Por eso la pregunta es: ¿qué se pretende con el estado de alarma eterno que Sánchez nos quiere imponer?

Está claro: utilizarlo para encubrir datos, para realizar contrataciones sin control, disponer de tiempo para borrar informaciones y actuaciones que pondrían al Gobierno en apuros. En definitiva, controlar la comunicación y aminorar el impacto electoral.

No es un estado de alarma, es estado de impunidad. Como tantas veces ya escribí, no están en vencer al Covid, sino en gestionar la propaganda. Dicho de otra manera, con esta impunidad, no se trata de salvar vidas, sino de salvar responsabilidades.

Resulta que Ciudadanos ha decidido ser cómplice de todo esto.

El Astrolabio ( ABC )