ES EL ESTADO DE DERECHO, ESTÚPIDOS

Lo dijo muy bien la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en el pleno-mitin que el presidente de sólo una mitad, la independentista, del Parlamento de Cataluña, montó el pasado sábado al no poderse celebrar la segunda parte de la investidura del ya para entonces preso Josep Turull. Dirigiéndose a los parlamentarios de Juntos por Cataluña, ERC y la CUP, Arrimadas les puso frente al espejo: «Han creído que Cataluña era sólo ustedes y que España era sólo Rajoy. Y afortunadamente Cataluña es mucho más que ustedes y España no es sólo Rajoy».

En cuanto a no haber tenido en cuenta, los independentistas, que España no es sólo Rajoy, lo único que cabe decir es: ¡menos mal!, porque si hubiera dependido exclusivamente del actual inquilino de la Moncloa, el artículo 155 no se hubiera llegado ni a enunciar, porque aplicar, lo que se dice aplicar… Lo que hizo en octubre el Presidente del Gobierno fue un amago de 155, seguido de una convocatoria a todas luces precipitada de elecciones autonómicas sin esperar ni dar tiempo a que la justicia fuera haciendo su trabajo.

Los nacionalistas-independentistas de todo signo siempre han despreciado a España, amén de desear su destrucción y desaparición. Lo que en este caso que nos ocupa no han tenido en cuenta los cabecillas del golpe secesionista dado en Cataluña, es que, efectivamente, España es algo más que Rajoy. En estos meses se ha activado, por un lado, un sentimiento de patriotismo constitucional, que tuvo su reflejo en las dos grandes manifestaciones por las calles de Barcelona con banderas de España, o las que muchos ciudadanos colocaron en sus balcones. Y por otro, que hay un poder judicial que funciona con independencia y al margen de las conveniencias políticas del gobierno de turno.

Por eso, a Inés Arrimadas sólo le faltó decir el pasado sábado en el Parlamento de Cataluña, rememorando y cambiando un término la famosa frase de la campaña de Bill Clinton en 1992: «es el Estado de Derecho, estúpidos». Tampoco hay seguridad que los independentistas presentes en la Cámara autonómica, a pesar de estar viendo desfilar hacia Estremera y Alcalá-Meco a sus compañeros de filas, lo hubieran entendido del todo.

Cayetano González ( LibertadDigital )