ESTAFA Y PELOTAZO DE LOS » OBSERVADORES»

Los testimonios en el juicio del «procés» del exdiputado alemán, Bernhard Felix Von Grundberg, y la neozelandesa Helena Catt, «observadores» a sueldo de la administración separatista en los sucesos del golpe contra el orden constitucional, evidenciaron su complicidad con los propósitos de sus empleadores, de quienes secundaron su relato.

No se enteraron de la insurrección del 20-S y el 1-O fue una jornada ejemplar enturbiada por la «intimidación» de las Fuerzas de Seguridad. Palabras regadas con miles de euros.