EXHUMACIÓN: Y DESPUÉS DE FRANCO…¿ QUÉ ?

Tras los vaivenes iniciales, propios de quien despliega su programa a golpe de improvisación, Sánchez exhumará los restos del dictador antes de las vacaciones parlamentarias de agosto. Se desconoce aún si su idea es hacer coincidir el traslado de Franco con el aniversario del golpe de Estado, por explotar, más si cabe, el efectismo ideológico.

Lo que sí es evidente, y debe tener claro el presidente, es que solo hay un Franco a exhumar, por lo que ya se le van agotando los fuegos de artificio con los que ocultar sus deficiencias en otras materias. Si su voluntad real fuera cerrar toda polémica y no avivarla, impulsaría un proyecto consensuado para convertir el monumento en un lugar que sirviese para lo contrario de lo que fue construido: para la reconciliación sincera.

El Mundo