EXHUMACIÓN DIGITAL

Plagiar es coger textos ajenos y hacerlos pasar por propios. Ahora se podrá evaluar mejor, gracias al ejemplar digitalizado, cuánto plagió Sánchez, doctor cum laude.

De momento, la Universidad Camilo José Cela afirma que no vio y sigue sin ver nada raro en el texto ni en su tramitación.

La doctrina sobre plagio en los tribunales españoles es poco edificante pues va al peso (véase el plagio de Cela en su día, que aún colea) y tiende a evaluar sólo la cantidad de lo fusilado (la autocita o citar sin comillas textos de dominio público apenas cuenta).

Dependerá de los autores plagiados judicializar el caso. Pero bien sabe Sánchez que los delitos textuales en España no hacen sangre.

Tadeu ( El Mundo )

viñeta de Linda Galmor