EXPORTAR LA INTELIGENCIA

Reconozco que tengo un problema con la gente que grita, la que habla en tono muy alto y la que utiliza muchas palabras para decir unas pocas tonterías.

Su discurso por lo general se reduce a media docena de conceptos que se agolpan en su caótica mente y una vez que los memorizan los soban una y otra vez, con lo que se convierten en unos expertos en repetir consignas, que a veces ni entienden.

Estos personajes pululan en una ONG llamada partidos políticos de cuya teta viven los titulares y algunos de sus deudos porque, aunque estoy convencido que no hablan italiano han asimilado perfectamente el concepto sicialiano de “la cosa nostra”.

He visto hace un rato en twittef dos vídeos que no tienen desperdicio . Uno es de un ideólogo de Podemos de Jaén que ha ido a la patria económica de su partido para asistir a un acto de apoyo y aplauso a Nicolás Maduro, donde he repetido el mismo discurso de Pablo Iglesias y de Monedero , diciendo que España algún día llegará a disfrutar de una democracia como la de Venezuela.

No critico que sostenga esa pretensión porque la Organización Mundial de la Salud recomienda que se ayude a los enfermos mentales, pero creo que se pueden decir las mismas estupideces con otras palabras.

La otra joya audiovisual que me ha inspirado es una intervención de Begoña Gómez, antes de que ocupara el puesto que hoy ostenta como responsable del liderazgo, emprendimiento y proyectos de acción social para el continente africano.

En ese vídeo sostiene que hay que hacer un giro de 360 grados en la estrategia de ventas.

No sé si se ha dado cuenta que eso significa dar una vuelta para quedarse en el mismo sitio en el que estaba, pero para que se la entendiera mejor ha añadido que “el empoderamiento, la muitcanalidad y la segmentación” son necesarios para que los empresarios triunfen en sus proyectos y vendan más .

Y yo me pregunto ¿ No sería un buen negocio la exportación de la inteligencia que corre a raudales por nuestras tierras, comarcas y autonomías ?

¿Se imaginan el bien que haríamos si los Echeniques las Colaus, y algunos otros cerebros privilegiados de los que disponemos ayudarán otros pueblos menos desarrollados?

Cuando se tiene un excedente de masa gris, lo justo y solidario es repartirla.

Diego Armario