Primero vi el vídeo y no entendía nada. Jóvenes mujeres cazadoras diciendo que no eran un «mero elemento folclórico». Como Malena y Yola diciéndole a Aznar que no eran telebasura. Pero no eran mujeres de cuna meneada ni con zajones, eran mujeres con fondos de gotelé, con un gato en brazos o, sí, un halcón en la mano.

El origen de esta reacción ha sido una pregunta de Juan Gómez de Uralde, diputado de Unidas Podemos, al ministro de Agricultura. Por el borrador de la futura Estrategia Nacional Sobre la Caza. Escribe: «El hecho de que deba promocionarse la caza entre mujeres también muestra una fotografía muy clara de la caza. Sólo hace falta ver las imágenes de las reuniones  de las sucesivas federaciones autonómicas para contemplar la representatividad de género y la reducción de la mujer a un mero elemento folclórico con convocatorias como monterías femeninas».

Amárrame los pavos (y las perdices), lo que es no tener ni idea de la realidad española. Menos en la enfermería y entre las azafatas, hay menos mujeres en todos sitios. De toda la vida. Ahora hay más jueces mujeres, pero no en las cúpulas (porque ahí tienen que elegirlas, no estudiar). ¿Pero mero elemento folclórico? No me extraña que hayan saltado a contestarle.

ABC es un periódico con unas páginas mensuales dedicadas a la caza. Uralde y los suyos deben de pensar que los cazadores en España son lectores de ABC de toda la vida. O sea, fachas y señoritos tipo ‘La escopeta nacional’ y ‘Los santos inocentes’, las referencias que siempre tienen. Más allá del enfrentamiento entre los amigos en la película, no se les ocurre pensar en ‘La caza’, de Carlos Saura. A ver, si todos los cazadores de España compraran ABC yo cobraría muchísimo más.

Claro que hay cazadoras señoritas de cuna meneada. Claro que hay mujeres tipo Slim Keith, que cazaba con Hemingway. Y mujeres cazadoras que según UP no merecen la igualdad.

A ver cuando llegue la manifestación del 20 de marzo si son cuatro folclóricas.

Rosa Belmonte ( ABC )

viñeta de Linda Galmor