¿ FRÍO ? ¡ BAH !

Por fin llegó el invierno. Por fin tenemos frío.
Ya vuelven la bufanda, las botas y el gabán.
Se marchan los sofocos. Se aleja ya el estío.
Los tórridos calores se van, se van, se van…

Me gusta que haga rasca. Me llenan de entusiasmo
los grados bajo cero, los témpanos y el gris.
Me encanta que se entuman los músculos de pasmo,
y que se me congele la chorra al hacer pis.

Los fríos, sin embargo, no son como los de antes.
Ya casi no hay carámbanos. La cosa no es igual.
Son fríos mariquitas, en nada semejantes
a aquel azote gélido de la época glacial.

Recuerdo aquellos meses aislado por las nieves.
Romper a martillazos el hielo del pilón.
Oír aullar los lobos. Sentir que ya no mueves
los dedos tumefactos por la congelación.

El frío nos curtía cuando éramos muchachos,
y nos virilizaba, carísimo Sanfuá…
¡De qué nos vale ahora nuestro ímpetu de machos
cuando hasta los inviernos nos han quitado ya!

Fray Josepho ( Libertad Digital )