Como ya hicieran en septiembre con la convocatoria de una ‘marcha solidaria’ por el terrorista Henri Parot, el mayor asesino en serie de la historia de ETA, los proetarras han vuelto a convocar una manifestación, también en Mondragón, para honrarle.

Y no solo a él, también Pagoaga Gallastegui, alias ‘Peixoto’, y Eugenio Barrutiabengoa, alias ‘Arbe’, serán exaltados en ese mismo acto, uno más que demuestra que en el submundo abertzale no existe intención alguna de terminar con el lacerante fenómeno de los ‘ongi etorri’ y el resto de las honras dispensadas a los asesinos.

El otro día ocurrió en Pamplona, con el etarra ‘Mortadelo’, recién salido de la cárcel tras cumplir condena por asesinar a seis personas.

Nada ha cambiado, los proetarras siguen adelante con su miserable exaltación del terror.

Solo el Gobierno de Sánchez valora los pasos de los de Otegi, en su campaña de lavado de imagen de quienes ha convertido en socios preferentes que le garantizan su estancia en La Moncloa.

ABC