GESTOS Y DETALLES

No sé en qué estaría pensando Ada Colau mientras los Reyes depositaban en la Rambla del dolor sus velas en homenaje a las víctimas del atentado de Barcelona. Que estaba pensando en algo gracioso y divertido no hay duda. Probablemente en el último chiste argentino de Pisarello.

Una risa indomable y chocante. El dibujo del rostro de Colau, observado de frente, encaja a la perfección con la forma del escudo del Barcelona. Así como muy ancho, muy Netol. Pero esa risa no estaba en el orden del día de la tragedia.

Me recordó al gesto del heredero de una fortuna titulada en el funeral del conde. Me acerqué hasta él para expresarle mis falsas condolencias. –Lo he sentido mucho–, le dije; –Pues peor para ti,–me respondió–, porque yo estoy más alegre que unas castañuelas–. Tenía motivos para sentirse contento.

Alfonso Ussía ( La Razón )

viñeta de Linda Galmor