GITANOS, TABLAOS Y YO.

Rocío de la noche refréscame la mañana
que me sienta feliz enormemente dichosa
de la tierra que ama, traiga canción hermosa,
haga sonar guitarra crujir de verde manzana.

Marcando el ritmo los tacones en el tablao,
vibrantes castañuelas hacen sonar las manos,
es la alegre cordialidad de los gitanos
felicidad de quien siempre ha cantao y bailao.

Fuerza, arte, amor dolor, resume el baile flamenco
cuando el español taconea, suena las palmas,
hay algo que conmueve arrebatando todas las almas
un mágico baile color de mar azulenco.

En ese canto hondo, hondo rumor de viento
cantado con pasión en tierras de Andalucía,
bailaora traje ajustado bella lucía
escucho un taconeo sólo emociones siento.

Miriam Rincón Urdanrta