GUERRA ASIMÉTRICA

No creo que sea maldad. Está a medio camino entre la ignorancia y la gilipollez. Estaba el otro día en una tertulia de televisión y uno de esos periodistas que cubren «in situ» los números circenses de Podemos, soltó muy serio que la Transición fue un periodo sangriento en el que cayeron asesinadas centenares de personas.

Pensé inicialmente que se refería a los 344 inocentes que mató ETA, a los 51 del GRAPO y a las víctimas del FRAP, pero no. El tipo, que ni siquiera sabía que los dos fallecidos en Montejurra y los cinco de Vitoria fueron tiroteados siendo Arias Navarro presidente del Gobierno, cree a pies juntillas que bandas de extrema derecha estuvieron apiolando a mansalva obreros y estudiantes.

Alfonso Rojo ( ABC )

viñeta de Linda Galmor