Al nicho sepulcral de Ciudadanos,
hendido por las urnas y podrido,
aparte de necrófilos gusanos,
un ciento de mociones le han salido.

Personas hay tan cínicas y obscenas
que saben traficar con podredumbre,
y echándole el cadáver a las hienas
arriman la sardina a alguna lumbre.

¿Y cuál es el busilis del asunto,
si el muerto sólo es ya mojama fría?
Pues que, sobre los hombros del difunto,
alguno alcanzará la mayoría.

Habrá quien no se vaya al lado oscuro:
Cantó, que tiene huevos y conciencia.
Al resto, nada bueno les auguro.
El tiempo dictará su penitencia.

MonsieurdeSans-Foy ( Libertad Digital )