En verdad, que esta masa endiablada de políticos, gobernantes y monarcas, con lo peor, que jamás ha tenido España. Ni reinan, ni gobiernan, ni quieren lo mejor para España, solo quieren lo mejor para sus bolsillos, que ya están repletos y se han convertido, en más de un millón de ricos, por ser los precursores de la destrucción de una gran Nación.

Esta pandilla, mejor dicho esta inmensa masa de PANDILLEROS, nos han robado, nuestros peculios, nuestra Historia y hasta nuestra dignidad, pero este pueblo deforme, respecto a su mente y memoria, no ha sido, ni es capaz de poner a cada uno de estos infectos seres de cloaca, en su sitio, es decir; en la CÁRCEL.

1º).- HIMNO NACIONAL:

Este pueblo lo escucha, sin decoro, hablando de fiestas con su amigo o pareja, riéndose de algún chiste, con las manos metidas en los bolsillos o tocándose los huevos, con las patas abiertas y sin un mínimo de decoro.

Nada que ver como en otros Países, al escucharle,  ponen la mano en el pecho, en el corazón y lo cantan.

Recuerdo como hace ya muchos años, un militar, detrás de los políticos, ahora,  siempre están detrás del politiquillo de turno, al escuchar el himno y uno de esos políticos, que no recuerdo quién era, con las patas abiertas y las manos atrás, le dio una patada, para que se cuadrara y escuchara el Himno con rigor, respeto y como debe ser.

Sin embargo; Una Ministra de Defensa, acusada de robo de millones, antigua Jueza izquierdosa, como el vejestorio de la Carmena, esa  de la Pancarta en el Ayto. de Madrid, solicitando emigrantes para asolar España, más aún, puso “REFUGEES WELCOME”, de seguro, que no sabía lo que quería decir eso, pero lo puso y estuvo años allí presidiendo tan emblemático edificio, que de ser el Edificio de Telecomunicaciones y Correos, pasó por la gracia de un tal Gallardón hijo y del bolsillo de los españoles, que la modificación interior, nos costó entre 550 y 700 millones de euros, incluidos los robos que pasaron a otros bolsillos.

Pues bien. la tal Margarita, que había que desojarla hoja tras hoja, para que solo le quedara “el rabo”, tuvo la villanía, el desprecio y la vejación a nuestro Himno Nacional, cuando se escuchó, en conmemoración a los muertos del COVID, ya que ahora todo el mundo muere de esa “enfermedad”, mandando con feos ademanes, quitar el Himno irrespetuosamente, sin apenas escucharlo.

Solo por eso, en cualquier País del mundo hubiera sido destituida. Sin embargo, los militares que allí había, no solo uno la paró y exigió que se cuadrara y escuchara el Himno hasta el final, sino que al irse y pasando de ellos, esta panda de militares degenerados y esclavos del poder, agachaban la cabeza a su paso, rindiéndole honores a tan bellaca mujerzuela corrupta e impresentable. Esos militares, también tenían que haber sido degradados y mandados a un campamento de reclutas a pegarse panzazos y regenerarse, para saber lo que es el Himno Nacional y lo que representa.

Pero, no acaba aquí la Historia, sino que empieza. Empieza, porque España es el único País del mundo, que teniendo el Himno con letra, no se canta. Hay otros 4 que no tienen letra. Una letra magnífica, escrita por mi querido y entrañable amigo y admirado Académico,  D. José María Pemán, ese gaditano en la excelencia, al que yo conocí en su domicilio y asistí en varias ocasiones, situado en la calle Felipe IV, frente a la Real Academia de La Lengua Española, hoy en brazos de nuestro Redentor.

Sin embargo; han sacado nuevas letras para el Himno, algunas muy aceptables, pero ningún político, las ha autorizado, ni llevado a cabo.

Los ROJOS, dicen que es más de lo mismo, que recuerda el pasado, aunque en ninguna de ellas hacen mención a Franco, ni a guerra, ni a vencedores, ni a vencidos.

Los Azules, dicen que bueno que está bien, pero mejor seguimos con el: La, la lá, la lá.

¡Menuda Pandilla siniestra que nos ha tocado padecer!

1º).- LA BANDERA, LAS BANDERAS Y LOS TRAPOS:

Sobre la Enseña Nacional, una Bandera que data de la época de nuestros Reyes Católicos, con el estandarte que se utilizó desde 1492 a 1506, con los escudos de las Coronas de Castilla, Aragón y Navarra. En particular el de Aragón con las barras amarillas y rojas.

No obstante, en 1785, fue el origen más definido con sus colores; Rojo y gualda, con diferentes Coronas o Emblemas en su interior. Una Bandera que ahora tiene 236 años.

Pero fue  en 1.843, cuando Isabel II, la impulsó como Bandera naval.

En cualquier caso, en todos estos años, fue en los 9 años escasos que duró la II República, que manipularon sus colores, quitándola de la circulación, aunque el Bando nacionalista conservador, la seguía utilizando, hasta nuestros días.

El problema de nuestra Enseña nacional, no son los colores, que siguen siendo los mismos, sino lo que se mete dentro de ella, como el actual escudo monárquico, inventado a raíz de la Revolución Comunista-democrática, a la muerte del General Invicto. El  cual, utilizaba el Águila Cristiana de San Juan de nuestro Reyes Católicos, con la inclusión de: “UNA, GRANDE, LIBRE”

En los tiempos que estamos, cualquier “Hijo de su madre”, puede sonarse los mocos en ella, la puede pisotear, la puede quemar, se puede ciscar en ella, …, sin que le pase nada, pues la Justicia de los Jueces, puestos por los políticos y politizados, dicen que eso no es punible, ya que tan solo es un pensamiento libre, dentro de una democracia.

Me gustaría saber en Estados Unidos, País que nació el otro día, si un personaje, ultraja su Bandera, que le podía caer, además de ser linchado, por los presentes que lo vieran.

Cómo prueba de éstos indígenas, a los que los españoles le quitaron el “tapa rabos” y los vistieron, en todas sus viviendas, figuran en el exterior una gran Bandera y nada más entrar a la vivienda en el Hall, figura otra, en primer lugar y en sitio preferente.

A estos desmanes que ocurren en este País, antes llamado España, las gentecillas llaman LIBERTAD, cuando es un ULTRAJE en toda regla, hacia un Símbolo de todos los españoles.

Desgraciadamente, con el Panfleto del 78, se dejó a la Bandera Nacional como una más, mientras que 17 TRAPOS, salían a la luz, como símbolos supremos, de Regiones que han pasado a Reinos de Taifas.

Pero hay algo más. Una Bandera, importantísima, como es la Cruz de San Andrés o la Cruz de Borgoña o el Aspa. Una Bandera, que portaban nuestros Conquistadores y allí permanece en muchos lugares, como Enseña de una Ciudad y ondeando en Castillos, Murallas o Plazas. Y un Emblema que portaban nuestros Tercios Viejos o de Flandes, cuando tenían a sus pies a la mitad de Europa

Afortunadamente, nuestros aviones y helicópteros, portan en la cola el Aspa en negro, que reivindica cual es nuestra Emblemática Enseña.

Ya dijo; El Coletas, el Jorobado de Galapagar, que había que quitarla y eso para ese individuo marxista, pero convertido en capitalista, con el puño en alto, era un propósito.

Lo que ya no lo es, fue cuando el Rey que padecemos en la actualidad, nada mas coronarse, lo primero que hizo fue, cambian su Escudo real, quitando: La Cruz de Borgoña, el Yugo de mi Reina Madre Dª Ysabel de Castilla y el lema de su esposo D. Fernando, con el haz de las Flechas.

Este indeseable Cobarde y Profanador de Tumbas, muy republicano él, destruyó un símbolo de más de 500 años, pero nadie dijo nada, ni le dio importancia.

¡EL HIMNO, MAS MARAVILLOSO QUE EXISTE EN EL MUNDO, EL HIMNO DE UNA REGIÓN A SU PATRIA ESPAÑA!

Miguel Sánchez ( El Correo de España )