HIPOTECAS, LA BANCA FRENTE A LA JUSTICIA

La banca española tiene abiertos dos frentes judiciales que podrían afectar a sus balances. Uno de ellos se dirime hoy, cuando el Tribunal Supremo decida si el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados debe pagarlo la entidad que concede el crédito o, como hasta ahora, el cliente.

Si se decide por el cambio de jurisprudencia, es probable que los bancos tengan que devolver retroactivamente los cobros de los últimos cuatro años, estimados en 2.600 millones. Por otro lado, el Tribunal de Estrasburgo dirime si hubo falta de transparencia en las hipotecas referenciadas al IRPH Cajas en lugar de al Euribor, lo que podría suponer unos reintegros de 10.000 millones.

La exigencia de transparencia no debe, sin embargo, poner en riesgo la seguridad jurídica.

El Mundo