Bernardino de Lezcano el Héroe vasco

lezcano

De su propio bolsillo armó una flota que a finales del siglo XVI acabó con las frecuentes invasiones holandesas de las islas.

En cualquier rincón de las Españas, en aquel hermoso tiempo en el que en nuestro corazón, en nuestra alma y nuestro Imperio nunca se ponía el sol, siempre hubo compatriotas corajudos que se lo jugaron todo, hasta la hacienda y la vida, por nuestra Fe, nuestra Patria y nuestra apasionada manera de entender la vida.

Uno de ellos fue Bernardino de Lezcano y Mújica, un canario de pro aunque, como sus apellidos bien indican, de profundas raíces guipuzcoanas. A finales del siglo XVI, los Lezcano eran una de las principales familias del archipiélago de las Islas Afortunadas, eran dueños de palacios y sus arcas estaban más que surtidas Pero en aquellos días las queridas islas estaban abandonadas de la mano de Dios, cuando no de la del Diablo, y desde la Península, valga la soez expresión, no se les hacía ni puñetero caso.

De eso se quejan aún hoy en día los canarios, cinco siglos después. Su situación geográfica y sus tesoros agrícolas, además de ser la zona descanso de todos aquellos buques que querían aventurarse allende la Mar Océana y debían demorrarse unos días en sus puertos. De modo y manera que los enemigos del Imperio, sean dichos, ingleses, franceses y holandeses, principalmente, vieron en asolar sus costas una fácil manera de enriquecerse.

http://www.abc.es/cultura/libros/20150815/abci-bernardino-lezcano-vasco-canarias-201508141850.html

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*