Bonnie Parker y Clyde Barrow

bonni

El amor que unió a Bonnie Elizabeth Parker y Clyde Barrow jamás murió. Lo mataron. Lo acribillaron a las nueve y quince de la mañana del 23 de mayo de 1934 en una carretera secundaria que, pasados los años, las leyendas, las infinitas versiones y contradicciones, se transformó en un lugar de veneración visitado y rezado por miles de enamorados, desenamorados o solitarios suicidas que buscaban allí, en el recodo mortal que llevaba a Sailes, Louisiana, una fuerza mística, proveniente de los dos enamorados más famosos de los años 30, que le diera sentido a sus vidas.

Las peregrinaciones comenzaron el mismo día del asesinato, a las pocas horas. Bonnie aún estaba dentro del Ford-V8 que habían robado semanas atrás, y Clyde, tirado sobre la vía. Les habían disparado 267 balazos. Otros 120 estaban dispersos por los alrededores, dentro del automóvil, incrustados en los troncos de los árboles cercanos o un tanto más lejos.

http://www.elespectador.com/impreso/internacional/articuloimpreso143777-bonnie-parker-y-clyde-barrow-75-anos-de-su-muerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*