El gran negocio en Madrid del siglo XVII

virginidad

Devolver la virginidad a las doncellas, el gran negocio en el Madrid del siglo XVII

El oficio de las «remiendavirgos» o celestinas, desarrollado en la clandestinidad durante siglos, ha sido tratado en numerosas piezas literarias.

La cara amable del siglo XVII en Madrid tiene que ver con su genial relación con las Letras y con la exclusiva concentración de talento que albergó en apenas cuatro calles; de ahí el apelativo del Siglo de Oro. El dorso, oscuro y clandestino, remite sin embargo a las prácticas oscuras que se desarrollaban paralelamente, catalogadas como esotéricas en la época. Una de ellas, sobre la que este texto trata de ilustrar, se convirtió en uno de los negocios más prolíficos en la capital y en el resto de España. Se trata del oficio de las «remiendavirgos», también conocidas como celestinas, encargadas de «devolver» la virginidad a las doncellas reconstruyendo sus hímenes, entre otras artes.

Su labor, no obstante, se remonta varios siglos atrás. En La Celestina de Fernando Rojas, publicada en 1499, ya se da buena cuenta de ello: «Entiendo que pasan de cinco mil virgos los que se han hecho y deshecho por su autoridad en esta ciudad», avanzaba Sempronio a Calisto en su recomendación para acudir a la alcahueta. Sea cual fuera su comienzo, lo cierto es que este trabajo fue ganando fuerza y clientela con el paso de los años hasta alcanzar su techo en los tiempos de Miguel de Cervantes, Lope de Vega o Francisco de Quevedo, con la Villa de Madrid como uno de sus núcleos principales por su condición de capital del Reino. Lo hizo progresivamente y por la idiosincrasia de aquella sociedad, hipócrita y ambigua.

http://www.abc.es/madrid/20151024/abci-celestina-virgos-madrid-siglooro-201510221448.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*