El origen de la sal que ponemos en la comida

vallesala

En nuestras cocinas encontramos (casi) siempre un elemento que nunca falta, la sal. Con una historia que arranca hace más de dos siglos, cuando los hebreos la usaban como ofrenda en sacrificios y ceremonias y los romanos como conservante de alimentos y retribución al trabajo bien hecho (de ahí los términos salario y asalariado). De esta época se conservan todavía hoy restos salineros en todo el mundo, que alguno sigue en funcionamiento hoy día. Poco sabemos de este producto que hoy centra nuestra atención.

http://www.abc.es/viajar/guia-repsol/20150708/abci-lasal-blanco-repsol-201507061758.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*