El piloto que humilló a los hermanos Castro

pilotok

Una organización de exiliados cubanos pudo prestarle el dinero para adquirir una vieja avioneta Cessna con la logró la gesta de salir de Cuba burlando la seguridad de los Castro. Florida fue su destino.

Cuenta que en su infancia no había navidades, pero que antes de cumplir diez años ya le habían enseñado a utilizar un fusil, que le contaban que el mundo entero era un desastre y Cuba un paraíso que había que defender con las armas. Se lo creyó todo y se hizo soldado, piloto de combate, y hasta se fue a la guerra de Angola para expandir ese comunismo libertador.

Por pertenecer a la élite del ejército le enviaron luego a la URSS, pero allí ya soplaban aires de perestroika, y al oficial Orestes Lorenzo se le cayó la venda de los ojos, porque en vez de perfeccionarse como aviador, o a la vez, supo descubrir la mentira de Castro, los crímenes brutales de la ideología que él creía pacífica y liberadora.

https://shar.es/1tTLVw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*