El túnel de la muerte

tunel

Conscientes de que muchos madrileños trataban de pasar a la zona controlada por los sublevados, las autoridades republicanas idearon distintas estratagemas para localizar y asesinar a los que permanecían escondidos esperando la ocasión de huir.

Había una mujer llorando y rezando, cada aniversario, sobre aquellas lápidas, en aquel colegio. Ni siquiera vivía cerca, pero una vez conocida la historia se entendía mejor el peregrinaje de aquella viejecita hasta la escuela de las Teatinas, en Usera, el edificio que se construyó sobre uno de los escenarios más macabros del Madrid rojo.

https://shar.es/1tSnPy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*