¿ Por qué Hitler no invadió Suiza ?

suizakñ

Este país de tradición neutral fue una de las pocas naciones que no fue invadida por el III Reich ¿Por qué sucedió esto?

Adolf Hitler anunció en febrero de 1937 al canciller Edmund Schulthess que en cualquier situación «respetaría la inviolabilidad y neutralidad de Suiza». Esta declaración, que recoge Christian Leitzen su libro sobre los estados neutrales en la II Guerra Mundial, se mantuvo incluso poco antes de la invasión a Polonia, donde volvió a afirmar que «Suiza no tendría nada que temer». La pregunta, entonces, queda clara ¿Por qué Hitler respetó a un país ubicado en el corazón de Europa? No era una potencia periférica, como Turquía o España, y suponía una de las joyas del capitalismo mundial a través de sus banqueros. Más aún, las medidas de los años 30 en Alemania llevaron a perseguir a las fortunas judías en Suiza, tal como estudió Richard Z. Chesnoff en su vehemente obra.

Ahora bien, a lo largo de la II Guerra Mundial las opiniones de Hitler variaron, y se llegaron a establecer planes de invasión muy precisos para borrar «esa espinilla en Europa», según definición tardía del propio Führer, que también la consideraba una «aberración» en el volk alemán. Todo empezó poco después de la caída de Francia

Talar el árbol de navidad

Leitz recoge una conversación para 1941 entre Hitler con Mussolini y Ciano donde cuenta su verdadera opinión sobre el estado suizo. Para elFührer:

«Suiza posee el sistema político y la gente más desagradable y miserable. Los Suizos son enemigos mortales de la nueva Alemania (…) Ante la pregunta del Duce sobre si Suiza es un anacronismo de verdad, si tendría algún futuro, el ministro de exteriores del Reich -Ribbentrop- sonrió y le dijo al Duce que tendría que discutir de esto con el Führer»

La fecha no es casual: los planes de invasión de Suiza databan de un año antes. Es la llamada «Operation Tannenbaum» (Operación árbol de navidad), que fue iniciada el 25 de junio de 1940. La conquista y anexión de Francia, derrotada con gran facilidad, dejó al país helvético totalmente rodeado. Y, como pasó con la invasión deNapoleón, el control del Rin equivalía a dejar el lado oeste, el más frágil físicamente, a merced de una invasión externa. Un ataque simultáneo en el oeste y en el sur habría provocado el «pánico» de los suizos. El alto mando nazi llegó a planificar 21 divisiones alemanas frente apenas 13 suizas. Muy pronto las divisiones bajaron de 21 a 11, pero la planificación fue minuciosa. El dirigente suizo Henri Guisan aumentó la defensa como consecuencia, especialmente por el sur, entre San Mauricio y el paso de San Gotardo.

http://www.abc.es/archivo-historia-abc/20150822/abci-nazis-historia-suiza-201508211935.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*