Teólogos catalanes aseguran que Abel era de Vic y Caín, de Valladolid

verdadk

Teólogos catalanes aseguran que Abel era de Vic y Caín, de Valladolid.

Tras el hallazgo por parte de los historiadores (pppffffttttjujuajujuajuajuajua…) del Institut Nova Història de Cataluña de que El Cid era catalán, el Grupo de Teólogos Catalanes “Seminarista Carod” ha informado del descubrimiento de unos documentos antiguos que prueban que Abel, el hijo bondadoso, democrático y tolerante de Adán y Eva, era natural de la Plana de Vic, mientras que Caín, su hermano malvado e imperialista totalitario asesino, habría nacido en Valladolid, “en concreto en el número 12 de la calle General Primo de Rivera, entresuelo derecha”.

Este periódico ha tenido acceso a esos manuscritos, que los expertos nacionalistas (pfffffttjojojojojajajjuajua…) aseguran que fueron escritos entre el 650 a.C y el 2014 d.C., y en los que varios versículos del capítulo 4 del libro del Génesis dicen así:

4:1 Conoció Adán a su mujer, Eva, la cual concibió y se trasladó a tierra yerma, al número 12 de la calle General Primo de Rivera, en Valladolid, entresuelo derecha, y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón, feo, unicejo y sin gracia, pero varón.

4:2 Después, a toda prisa, Eva volvió sin ser observada al Jardín del Edén, que está en las fértiles tierras del Reyno que los ángeles dieron en llamar Catalunya , y dio a luz a su hermano Abel. Y Abel, que era bello como una habanera a la luz de la luna, como un casteller bien coronado, como una sardana con ritmillo, fue pastor de ovejas, y Caín fue alférez provisional.

4:3 Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo como ofrenda a Jehová un Carro de Combate de Infantería Pizarro del Regimiento de Cazadores de Montaña Arapiles 62 con base en el Bruc.

4:4 Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y ahí mismo las deconstruyó e hizo butifarra de ellas con un salteado de antxoas de L’Scala al aroma de escalivada, y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda.

4:5 Pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.

4:6 Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado,españolazo, y por qué ha decaído tu semblante?

4:7 Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido, pedazo de fascista? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.

4:8 Y dijo Caín a su hermano Abel: “Me cago en tu puta madre, sal a la calle si tienes huevos”, y este le respondió “Ascolta? Que no entenc aquesta llengua lletja que parles”, pero acompañó a su hermano porque era de talante democrático y tolerante. Y aconteció que estando ellos en el campo un 11 de septiembre, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató.

4:9 Y Jehová dijo a Caín: fachilla, ¿dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: ¿El catalufo? No sé. ¿Soy yo acaso el guardián de mi esclavo?

La Gallina Ilustrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*