UNA GRAN MANCHA PARA LOS NOBEL

nobelx

UNA GRAN MANCHA PARA LOS NOBEL

No hay galardón en el mundo con más aureola que el Premio Nobel de literatura. De ahí que todo el escándalo que rodea a la Academia sueca que lo concede haya causado una profunda conmoción internacional. Por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, este 2018 no se fallará.

Las dimisiones en cascada de académicos tras estallar un vergonzoso caso de abusos sexuales y filtraciones ha dejado a la institución sin el quorum necesario. Además, lo que es mucho más grave, la Academia ha perdido buena parte de su prestigio porque, como ahora sabemos, sus miembros han hecho caso omiso y han mirado hacia otro lado pese a que las denuncias sobre el escándalo se suceden desde 1996. Esa actitud irresponsable y condescendiente ante el acoso es lo que hoy no perdonan ni los ciudadanos suecos ni los del resto del mundo, en un tiempo en el que felizmente ha calado hondo la concienciación social respecto a esta lacra.

El presunto depredador sexual, Jean Claude Arnault, está casado con una de las académicas y ambos gestionaban el ya clausurado Forum, el club intelectual en el que, en la práctica, se decidía el Nobel. Un baldón que no le resultará fácil superar a la Academia. Este despertar de conciencias en Suecia es una consecuencia directa del impacto global que ha tenido el movimiento #MeToo. Y está sacudiendo a una sociedad que presume de ser una de las más igualitarias, pero que aún no se ha liberado de muchos corsés de hipocresía.

El Mundo