EL HONOR DE RAFA NADAL

«ES UN tema de honor, no de dinero». Cansado de las continuas e insidiosas acusaciones de dopaje, último recurso de quienes no pueden vencerlo en las pistas, el actual número uno del mundo decidió llevar a los tribunales las burdas declaraciones de la ex ministra de Salud y Deportes de Francia, Roselyne Bachelot. La sentencia da la razón al tenista español y Bachelot tendrá que indemnizarlo con 10.000 euros, dinero que será donado a una fundación francesa, según adelantó el propio Nadal.

Queda así restituido el honor de un deportista que ha sido ejemplo de esfuerzo, elegancia y discreción. Y queda desacreditada quien, movida por sentimientos de envidia, difamó a un tenista que ha desplegado ya diez veces la bandera española en la arena de París.

El Mundo