HOY, DÍA DEL CAGANER

Cuando se elige como fiesta el aniversario de lo que forzando la interpretación histórica de los hechos se considera una derrota la intención con que se hace no puede ser peor, porque se trata de fomentar el deseo de venganza.

Unos gobernantes decentes pensarían en procurar el mejor porvenir a los ciudadanos que les pagan el sueldo y si bien es cierto que éstos prometen el oro y el moro, ya se les ha demostrado mil veces que eso es una engañifa, es mentira y la lógica también lo proclama. Si se diera lo que dicen, a partir de ese momento el resto de los españoles comprarían en otra parte lo que ahora compran a los catalanes y éstos, a su vez, tendrían que buscar mercados fuera de la Unión Europea. Las grandes empresas, incluidos los bancos, se irían de Cataluña, para poder seguir vendiendo sus productos en Europa.

Que haya tanta gente con los ojos cerrados tiene su explicación en la gran cantidad de partidos antisistema que hay en España y que se dedican a engañar, confundir y tergiversar. Incluso hay alguno que está financiado por países extranjeros y aquí se ve que a los legisladores se les ha ido la mano con la permisividad.

Si a pesar de que se ha explicado tantas veces con todo lujo de detalles que las pretensiones del gobierno sedicioso no tienen base ni razón alguna y que resultan perjudiciales para todos hay gente que se apunta a esa locura no cabe duda de que quienes lo hagan son caganers, porque todo lo que tiene que ver con el independentismo es un insulto y un agravio al resto de los españoles, sin los cuales Cataluña no habría logrado la prosperidad de que disfruta. La gratitud es propia de los espíritus elevados, esos caganers son otra cosa.

Podrán cantar eso de caganers unidos jamás serán vencidos, pero eso es mentira, porque llega un momento en que el tubo digestivo se queda vacío.

Periodista Digital