HUIDA HACIA DELANTE EN CATALUÑA

Medio Gobierno de Cataluña echaría marcha atrás si pudiera. Saben, como ha reconocido el destituido consejero Jordi Baiget, que enfrentarse a la legalidad acarrea sus riesgos. Y son conscientes de que chocan contra un muro y que tienen perdido el órdago.

El referéndum del 1-O no va a recibir luz verde y, por carecer, carece hasta de urnas y de censo. Pero Carles Puigdemont y Oriol Junqueras han ido ya demasiado lejos y no atienden a razones. Prefieren emprender, en compañía de los descerebrados de la CUP, que son los que les empujan y marcan el paso, una huida hacia adelante contra el sentido común y la Justicia.

No les importa cargarse de un plumazo la Constitución, ratificada masivamente por los catalanes, y el mismo Estatuto de Autonomía, del que depende su cargo.

Abel Hernández ( La Razón )