DESEANDO MUERTES

muerte-dibujo

DESEANDO MUERTES

La tiranía que encierran algunas palabras pronunciadas o escritas al albur de la libertad de expresión está prostituyendo este derecho ganado a pulso por muchos que incluso dieron su vida por defenderla y permitir que el resto la tuviéramos. Curiosamente, ese privilegio por el que muchos murieron sirve para ir deseando la muerte a unos y a otros en 140 caracteres.

Algunos han convertido Twitter en una franquicia de la otrora sección de esquelas de los periódicos, pero con forma de escupidera colmada de los esputos de unos indeseables que van deseando la muerte al personal. Lo hacen de manera democrática, sin hacer distinciones: lo mismo desean la muerte de un vivo que se alegran del fallecimiento de un muerto.

Reyes Monforte ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*