” DETRÁS DE UN NIÑO BIEN EDUCADO…”

chanclas

“DETRÁS DE UN NIÑO BIEN EDUCADO…..”

Que bien educado está tu hijo”, “Es un encanto de niño”… frases como estas llenan de satisfacción a cualquier padre. No obstante, que un niño pida siempre las cosas “por favor” o que dé las “gracias” cuando recibe algo no es fruto de la casualidad. Detrás de este logro se esconde un importante trabajo educador por parte de los padres, cuyas principales herramientas son la paciencia y el buen ejemplo.

Que a nuestro hijo le inculquemos desde pequeño buenos modales y normas de comportamiento, le permitirá adquirir actitudes y valores imprescindibles para vivir en sociedad. Dicho de otro modo, un niño bien educado será un adulto respetuoso, tolerante y preparado para convivir con los demás.

A priori, los buenos modales pueden parecer algo tan básico como un conjunto de pautas de conducta del tipo de: “cuando pidas algo, siempre di por favor”, “cuando recibas algo, siempre di gracias”, “nunca interrumpas a los mayores cuando estén conversando”, sin embargo, estas normas van muy ligadas a la educación en valores. Actitudes como el reconocimiento, el respeto, la tolerancia o la amabilidad son el reflejo de una buena educación. Según el sociólogo Salvador Cardús “no se trata de enseñar normas estrictas, los modelos de comportamiento se aprenden como estilos de vida”.

José Asdrubal Acosta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*