¡ EXPRÓPIESE !

mujercortinamarron

¡ EXPRÓPIESE !

En Arabia Saudita existe una Brigada para la protección de las buenas costumbres, o algo así, que hace poco localizó y detuvo a una chica joven que colgó en la red un vídeo, grabado por su novio en el que aparecía en minifalda bailando por una calle solitaria.

Alli mandan los hombres y persiguen a las mujeres osadas.

En España manda la estupidez politica, aunque algunos la llaman corrección, que es una versión de la Brigada saudí encargada de detectar y perseguir toda manifestación individual, grupal, cívica o cultural que, según los denunciantes atente contra cualquier sensibilidad, especialmente si es minoritaria, porque entienden que los individuos concernidos pueden sufrir un mal irreparable.

De acuerdo con esta tesis la relación de conductas sancionadas por grupos sociales o instituciones políticas va en aumento y por no citar unas cuantas prohibiciones con las que estoy en desacuerdo y que nos alejarían del caso al que quiero aludir, me referiré a la que exige que no se cante en público la canción ‘ Despacito’.

Confieso que conocía la música aunque no la letra de esa canción, pero para mí es todo un síntoma peligrosísimo  que la estupidez organizada se haya puesto una vez más en marcha para decidir normas morales sobre los textos escritos.

Imagino que a partir de ahora las canciones de mi admirado Joaquín Sabina habrá que quemarlas en una pira financiada con dinero municipal, y también las letras de Rafael o la de no pocos cantantes roqueros , pero no creo que se queden hay los nuevos censores, si es que son leídos , porque deberían arramblar con gran parte de la literatura española, sin olvidarse de Lope o Zorrilla, y no digamos sueca porque un tal Stieg Larsson, le dio por escribir sobre los hombres que no amaban a las mujeres y abusaban de ellas, o la inglesa Erika Leonard Mitchell, por atreverse a relatar la historia de una mujer sumisa que acepta firmar un contrato con su abusador.

La literatura – y al parecer los letristas de canciones también hacen literatura porque si no fuese así Bob Dylan no tendría el Nobel – es una creación individual, libre y sagrada, y solo los estupidos e ignorantes pueden pretender ponerle normas que la coarten.

Pero la brigada anti machista no da para reflexiones que les superan y lo más probable es que centre sus esfuerzos en la primera denuncia que le llegue de alguien con alma sensible, pero no les auguro un gran éxito.

No sé cómo estos censores podrán perseguir al tipo antiguo que se le ocurra cederle su asiento en el autobús a una mujer que esté de muy buen ver, o al macarra que practique la antigua costumbre de mirar con admiración no exenta de deseo a una señora con la que se cruce y le diga ¡ Tía buena!

Como no haya suficiente policia de lo políticamente correcto por las calles me malicio que no va a ser posible recaudar suficientes euros en multas, salvo que los poderes públicos decidan expropiar la libertad de expresión al mejor estilo chavista.

Diego Armario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*