HUMILDAD

ballet148

HUMILDAD

Tampoco hemos inventado nada. No nos creamos dueños del universo, porque nuestra fragilidad está descrita hace miles de años, como en aquel Salmo que compara la vida con una flor del campo, a la que el viento roza y ya no existe.

Es cierto que ganamos cada día en calidad y oportunidades, y que la longevidad ya no es la excepción, pero no por ello debemos olvidar que nuestra curva de soberbia se desliza hacia el abismo, cuando somos conscientes de que otros muchos pasaron por aquí y que no necesariamente la nuestra es la mejor etapa de la Historia. Se va 2017, con sus luces y sus sombras.

Ojalá que el nuevo año no sea una ilusión pasajera y nos ofrezca oportunidades para ser mejores en todo: más libres, más justos, más solidarios, más compasivos, más tolerantes, más cultos, más felices… y más conscientes de nuestras limitaciones.

Todo está escrito, pero nadie hace caso. Nos lo advirtieron hace miles de años: «Hay un tiempo para cada cosa bajo el sol; un tiempo para nacer y un tiempo para morir». En el recuerdo de todos los amigos que ya no están.

El Astrolabio ( ABC )