INMORTALIDAD

vejezñ

INMORTALIDAD

Ahora que andamos a vueltas con el asunto de la criopreservación, me da por pensar que el ser humano lleva empeñado desde siempre en eso de la inmortalidad, y que yo debo ser poco humana, porque no me divertiría nada estar aquí o allá para siempre jamás.

El misterio de la vida es más misterio por la propia muerte y en estos días en los que la ciencia empieza a insinuar, tímidamente, que se atisba la posibilidad de que los seres humanos no mueran, no puedo evitar reflexionar sobre la belleza de lo efímero.

Una belleza, además, que parte de la imperfección, de lo distinto, de lo que muta y acaba dejando de ser. Al paso que va la humanidad, en el mundo privilegiado, en unos cuantos años, todos seremos iguales: muy guapos, muy sanos y tan desocupados como para que vivir se vuelta  tedioso…

Marta Robles ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*