LA CULPA ES DE LOS CIUDADANOS

peaje

LA CULPA ES DE LOS CIUDADANOS

Repitámoslo una y mil veces, porque nunca es suficiente: el mejor amigo del hombre es el chivo expiatorio. La nevada del pasado fin de semana en los accesos a Madrid por la provincia de Segovia ha desatado un descomunal ataque al Gobierno de la nación. Niego la mayor. Yo creo que los primeros responsables de los contratiempos sufridos son los ciudadanos que tomaron sus coches y se echaron a la carretera ignorando la infinidad de avisos al respecto. Que no fueron de última hora. El jueves 4 a las 17.38 ABC.es publicaba la noticia de que «Aemet avisa de nevadas intensas el fin de semana». Y el viernes 5 a las 21.44 la noticia era que «La DGT avisa: la operación retorno se puede complicar en el norte y más para los coches sin ruedas de invierno». Al igual que en ABC la noticia apareció en otros diarios, emisoras de radio y televisión. Pero muchos ciudadanos se creyeron por encima de las fuerzas de la naturaleza.

Confieso que habla quien ha cometido el mismo pecado. El 26 de diciembre de 2004, a las 10.45 salí de Santander hacia Madrid a pesar de las advertencias de fuertes nevadas. Ante el aviso, evité el Puerto de El Escudo y opté por ir por Bilbao y tomar la A-1. A las 12,45 estaba bloqueado a 40 kilómetros de Burgos, a donde llegué a las 20,00. Una hora después tomaba refugio en el bar de una estación de servicio en Sarracín, donde pasé la noche durmiendo en el suelo. ¿Fue culpa del Gobierno Zapatero? No. Fue culpa de un ciudadano que sufría un simple mal de amores que le precipitó a desafiar la evidencia meteorológica. (Y nadie habla de aquella nevada porque coincidió con el tsunami de Indonesia que costó la vida a decenas de miles de personas).

Hoy en día muchos ciudadanos están empeñados en informarse por Twitter, Facebook y cosas similares que son sumideros en los que se vuelca una ingente cantidad de basura en la que nadie te hace un filtrado para seleccionar lo relevante, que es lo que hacemos los periodistas. Cualquiera que leyera la información de ABC.es el viernes por la noche sabría que no tenía derecho a denunciar al Gobierno. Si yo fuera el responsable de la DGT no pediría perdón por lo que la gente hizo mal. Pero supongo que por eso nunca ostentaré un cargo público. Porque yo pediría a esos españoles que ignoraron los avisos que paguen ellos el coste de la operación de rescate.

Y a todos los que iban en coches sin cadenas ni tracción a las cuatro ruedas les cobraría un plus. Porque esos son los que bloquean las carreteras y hacen imposible el acceso de las máquinas quitanieves. Pero ya se sabe que esto es muy impopular. Que hay que echar la culpa a papá estado que nos tiene que resolver hasta nuestras insensateces. Una de las pocas cosas positivas que escuché en todos los años de pujolismo fue la idea de mandar a los alpinistas extraviados el coste de la factura de su rescate. Pues… tomemos nota.

Ramón Pérez-Maura ( ABC )