La magia de ser madre

niña2

La magia de ser madre.

Me llamo sensibilidad, no te empeñes en llamarme por otro nombre, no insistas porque no escucharé, ya que amo cada lágrima, y todas las caricias que percibiré, porque huelo la nobleza, saboreo la humildad, observo la belleza y escucho el interior, me emociona sentir la vida, y respirar amor.

Maria J. Ponce García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*