ORGULLO GAY IRANÍ

gaybra

ORGULLO GAY IRANÍ

La fiesta está asegurada en Madrid. España es un país que en cuestiones de lo que se llamaba moralidad, usos, costumbres y toda esa mamandurria se ha destapado ejemplo a seguir. Cada uno a lo suyo. En este caso para bien: la tolerancia es más sana que la comida de Gwyneth Paltrow.

En otros, para mal. Cuando la tolerancia se convierte en pasotismo comenzamos a cortarnos las venas sin darnos cuenta, y luego se sigue, como el que ha aprendido a montar en bicicleta, que parece que lo ha hecho toda la vida. Tolerar, por ejemplo, que Cataluña es Dinamarca, con Carmen Amaya bailándole a la sirenita.

Es cierto que hay sectores minoritarios y algún medio de comunicación de homofobia militante, pero hoy, estarán conmigo, en que no es lo habitual.

Pedro Narváez ( La Razón )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*