SÁLVAME DE PUS

belenestebant

SÁLVAME DE PUS

Los nuevos justicieros de la superioridad moral se esfuerzan en enmendarnos la plana y darnos lecciones de transparencia.

Últimamente, me sorprendo sonrojándome de vergüenza propia y ajena leyendo según qué noticias sobre medios. El último grito en periodismo de denuncia consiste en pregonar las miserias de la competencia, como si el pregonero estuviera libre de polvo y paja. Paren teclados, señores. En los medios hay discrepancias, pollos, chismes, líos, ¡cuernos! y los nuevos justicieros de la superioridad moral y de la otra se están dejando los ídem en enmendarnos la plana y darnos lecciones de transparencia.

Luego, nos echamos todos a Twitter y desde el presidente de los USA al último trol de la pradera se cree con derecho a exigir que te pronuncies al respecto o clama que has defraudado sus expectativas. Estaré mayor para tal revolución ciudadana, pero, mientras no sean delito ni repugnen tanto a tu conciencia como para pedir la cuenta, opino que los trapos sucios se lavan en casa.

Y os dejo, que sale Belén Esteban a darse de tortas con Toño Sanchís en Sálvame Deluxe y ellos no engañan a nadie vendiendo el cotilleo como información de servicio público. Para según qué cosas prefiero el original a la copia.

Luis Sánchez Mellado ( El País )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*