Pablo Iglesias grave, por una sobredosis de mimosin

Leader of Podemos, a left-wing party that emerged out of the "Indignants" movement, Pablo Iglesias speaks during a press conference in Madrid on 2014 to speak about the party's eight percent result in last weekend's European elections. Podemos' eight percent win in last weekend's European elections, gave them five seats in the European Parliament. Although they still have a long way to go to really trouble Spain's establishment, the result took many observers by surprise since opinion polls had forecast only a two or three percent vote share for the party.  AFP PHOTO / GERARD JULIEN

Pablo Iglesias grave, por una sobredosis de Mimosin. Ingirió 20 chupitos de suavizante por una apuesta.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, permanece ingresado desde anoche en el Hospital 12 de Octubre, de Madrid, a causa de una sobredosis de líquido suavizante que le ha afectado a la motricidad de sus extremidades y al don del habla. Al parecer, la brutal suavidad que le ha sobrevenido por la ingesta de casi un litro de Mimosín ha hecho que sus extremidades se muevan con tal delicadeza y lentitud que a simple vista no se diferenciarían de las de cualquier escultura neoclásica que careciese de brazos y piernas.

“Don Pablo no se atreve ni siquiera a extender un dedo por si golpea involuntariamente a una mosca mediana, tales son los efectos de la sobredosis”, ha declarado uno de los médicos que le atienden. “Y tampoco habla por temor a pronunciar alguna consonante”, añade el foniatra de guardia que también le atendió en urgencias. “El paciente intenta comunicarse mediante sutiles reflejos del arco iris pero no entendemos nada de lo que dice”, añade.

Según los testigos, la intoxicación de Iglesias tuvo lugar en una cafetería de Madrid, durante una reunión con varios dirigentes de su formación política, cuando discutían acerca de la moderación como arma política para desconcertar al enemigo. La discusión fue subiendo de tono hasta que, en un momento dado, asegura uno de los camareros, Pablo Iglesias se arrancó la camisa y pidió una botella de Mimosín, “sin hielo ni hostias”. Todos los presentes apostaron a que no pasaría del tercer chupito pero cuando se disponía a pedir una segunda botella de suavizante llamaron a una ambulancia.

Rokambol news

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*