Podemos continuará destruyendo

sanguinario

Tras eliminar las calles franquistas, Podemos destruirá los pantanos y la Seguridad Social.

El partido Podemos, que gobierna en Madrid con el apoyo del PSOE (pistas, pistas…) a través de su marca blanca Ahora Madrid, ha confirmado que tras el rotundo éxito de eliminar las calles franquistas y si se hace con el Gobierno de la Nación –y todo apunta a que es posible-, su primera medida será “la de eliminar todos los demás vestigios de la sangrienta obra de la dictadura franquista, como la infame, criminal y genocida red de pantanos, embalses y represas, que es una obra que comienza en 1939 -fecha oprobiosa y de amargo recuerdo- con el nombre ultrafascista de Plan General de Obras Hidráulicas y que sigue golpeando las ansias democráticas de la sociedad española -o estatal, que, para el caso, patatas-”.

Además de esta medida “absolutamente coherente con la aplicación de la Ley de Memoria Histórica”, Podemos ha anunciado su decisión firme de acabar con la Seguridad Social, “que también es un invento franquista y, como tal, no merecedor de formar parte de la vida democrática de los españoles”.

Además, se eliminará el Salario Mínimo Interprofesional, que fue creado en 1970 (Decreto fascista 720/1970) “por esos despiadados asesinos franquistas con evidente desprecio de la libertad de un pueblo”.

Podemos también ha informado de que no dudarán a la hora de hacer desaparecer la muy franquista compensación económica en caso de despido improcedente, “oh, sí, claro, oh, hmmm, nada más fascista que eso, y además viniendo de alguien que colaboró, no mucho y con cierta desgana, pero colaboró, con Hitler”.

En este sentido, el partido Podemos ha manifestado también su convicción de que hay que terminar con esos fascistas logros del franquismo, como la edad máxima de jubilación a los 65 años, y la Pensión de Viudedad y la de Jubilación, sobre todo con la de viudedad, que es claramente retrógrada, reaccionaria y falangista, con el asco democrático que nos da todo eso”.

El sanguinario dictador, poco después de inaugurar un pantano y poco antes de merendarse dos niños huérfanos.

La Gallina Ilustrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*