INFANCIA: ASOCIACIÓN CRIMINAL

La protección de los menores es un asunto prioritario. Y por ello resulta urgente que se incoe el proceso para la inmediata disolución de una organización como Infancia Libre, que atenta antes que nada contra el desarrollo y bienestar de los más vulnerables, que son los niños.

El informe que la Policía ha remitido a la Fiscalía deja claro que la asociación, investigada tras detectarse cuatro casos ya de sustracción de menores por parte de sus madres, ha funcionado como «una organización criminal» que ayudaba a estas mujeres a poner denuncias falsas contras sus ex parejas y a desobedecer a la Justicia.

La necesaria sensibilidad con la violencia contra la mujer no puede llevar a incurrir en asimetrías penales y a conculcar derechos como el de la presunción de inocencia de los padres.

Y se sigue echando en falta la asunción de responsabilidades por parte de Podemos, que convocó reuniones con Infancia Libre nada menos que en el Congreso.

El Mundo