INFORMACIÓN VAGINAL

El feminismo de pancarta y algarada, el feminismo de pose y nómina que representa Dolores Delgado, con larga y sobrada rentabilidad para su promoción profesional, se diluye en el cinismo tal y como los parias de la tierra y las famélicas legiones de Pablo Iglesias se licuan y desaparecen por los sumideros de su palacio de Galapagar y por las tragaderas de sus votantes.

No sé si Dolores Delgado ha leído a Quevedo, supongo que no porque para los estándares progres de la ex ministra de Justicia (¿), hoy Fiscal General del Gobierno, don Francisco es un monstruo machista, homófobo, islamófobo, antisemita y, además, un patriota imperialista.

No obstante, y a pesar de no haber leído a Quevedo, Dolores Delgado, con sus deliciosas declaraciones ante dos prendas de la democracia que nos hemos dado como son Baltasar Garzón y Villarejo, el pocero de todas las sentinas y de todas las cloacas del Estado, en las que ensalzaba la utilidad práctica de la información vaginal, demostró que su feminismo es más falso que la conversión de un marrano, que la palabra de Pedro Sánchez y que la promesa de lealtad constitucional de un diputado de Podemos, porque sin la gracia, a veces agria e hiriente pero siempre sublime, de Quevedo, Dolores Delgado vino de decir lo mismo que él: “Tira más pelo de coño que maroma de buque”.

Y es cierto, aunque las feministas de pancarta y algarada y su servidumbre masculina finjan negarlo. Es tan cierto y tan antiguo como las hetairas griegas, las geishas orientales y las concubinas del harén de la Sublime Puerta, todas ellas mujeres mejor dotadas que cualesquiera de las feministas que padecemos y que fueron, son y serán utilizadas por el Poder para recabar información vaginal, órgano femenino ante el que se doblegan las más férreas voluntades masculinas y se cantan los secretos más inconfesables cuando el varón domado tiene ya los pantalones a la altura, es un decir, de los tobillos.

No es aventurado asegurar a qué gremio profesional le va a subcontratar Dolores Delgado la delicadísima tarea de recopilar información sensible para la Fiscalía General del Gobierno ¿Verdad que no?

Eduardo García Serrano ( El Correo de Madrid )

viñeta de Linda Galmor