” IN’MIGRANTES ”

Circula desde hace poco en la prensa un palabro inútil y ofensivo para las personas, pues remite a las aves y, en menor medida, a algunos grupos de mamíferos no humanos: migrante. Cierto es que ese adjetivo figura en el diccionario desde 1978, pero yo jamás lo había oído ni leído y ahora me topo con él continuamente. Tan repentina unanimidad me parece sospechosa.

¿Se han puesto de acuerdo motu proprio todos los redactores y colaboradores de los medios de comunicación o existe un centro de operaciones del doctor No creado ex profeso para que la información se transforme en adoctrinamiento ideológico o moral y por ello en intoxicación? ¿Quién decide que un negro es un subsahariano; un ciego, un invidente; una puta, una trabajadora sexual; una azafata, una auxiliar de vuelo; una secretaria, una asistente personal, y así hasta mil eufemismos innecesarios, cursis, disonantes y, a menudo, vejatorios?

Verdad es que siempre ha habido gentes de pocas luces dadas a confundir el significado con el significante y a creer que eliminando el segundo desaparecerá el primero. Lo raro, ya digo, es la unanimidad con que la prensa y, tras ella, el pueblo llano, al que ahora llaman ciudadanía -otro palabro-, se suman a las consignas que imparten los ignotos muñidores del iletrado y supersticioso lexicidio. Emigrante es quien se va de un país a otro e inmigrante quien llega a un país desde otro.

Y no hay más. ¿Qué hace el migrante, sino emigrar e inmigrar? ¿Dejará de hacerlo si lo llamamos así?¿Dicen algo al respecto los Libros de Estilo? Bobadas moralizantes. Esta columna es un test. Su título es un cebo. Quiero ver si desaparece la primera sílaba. El ordenador la mantiene. ¿Habrá alguna mano negra que la escamotee? ¿Será la misma que constriñe a llamar ultraderecha a los partidos euroescépticos, xenófobos a quienes creemos que la inmigración debe ser atajada sin remilgos y fascistas, por ejemplo, a quienes aceptamos la evidencia de que Trump, mediada su magistratura, está haciendo casi todo lo que dijo que iba a hacer y cuenta en su país con un apoyo superior al que lo condujo a ganar en las urnas el cargo que ostenta y que seguramente revalidar

¿Y si los fascistas fuesen quienes se niegan a aceptar las cosas como son y manipulan las palabras para que la realidad se acomode a sus deseos? Vocabulario conativo. ¿Conativo? Sí. “Función lingüística que intenta dirigir la conducta del oyente”. Lo dice el diccionario. Punto redondo.

Fernando Sánchez Dragó ( El Mundo 9