» INMORAL E IMPRESENTABLE »

Fernando Villén, ex director de la Faffe, la Fundación dependiente de la Junta de Andalucía que se encargaba de gestionar los fondos destinados a la formación de los trabajadores, ha reconocido que utilizó más de 32.000 euros de dinero público para costear fiestas en burdeles con prostitutas.

El propio Villén afirmó ayer ante la magistrada María Núñez Bolaños que su comportamiento fue «indecoroso, inmoral e impresentable».

La juez investiga, además, otras irregularidades en su gestión, como los posibles enchufes de militantes y familiares del PSOE y los contratos adjudicados ilegalmente.

Otro ejemplo, junto al escandaloso caso ERE, de la corrupción institucional que impunemente ha desplegado durante 40 años el régimen socialista.

El Mundo