INSISTAMOS: LA LIBERTAD

La libertad, después de la vida, es el bien más preciado del ser humano. Hugo Grocio mantenía que era indivisible, única. Por eso, si creemos al gran jurista y filósofo, debemos plantearnos si la libertad no corre grave peligro en la España actual.

La frase de Grande-Marlaska -ministro del Interior que suponemos que no volverá a ejercer como juez- acerca de que la Policía monitoriza las redes por si detecta delitos de odio inquieta profundamente. Se comienza por ahí, pero no sabemos dónde se puede terminar.

Como también genera desasosiego esa medida que, si fuese menester, habilita a expropiar una segunda residencia para una víctima de violencia de género.

Son pequeñas gotas que erosionan garantías que creíamos ganadas para siempre: la libertad de expresión y la propiedad privada.

Justamente el valor de la libertad es todo aquello que nos permite movernos, pensar, expresar, leer, escuchar, progresar e incluso disentir.

Tal vez este Gobierno que padecemos no lo entienda, entre otras razones, porque demuestra que no estaba preparado para la adversidad y, menos, para respetar al discrepante.

El Astrolabio ( ABC )