Las feministas de género no paran de hablar de sororidad. Este neologismo, inventado por Unamuno (del latín soror, ‘hermana’), ha sido recogido por ellas para designar la concordia, la solidaridad, la camaradería y la unión que debe haber entre las mujeres contra el enemigo común: el patriarcado.

Y para sororidad, la que han demostrado esta semana pasada tres célebres feministas de izquierdas: Irene Montero, Teresa Rodríguez y Tania Sánchez. ¿No lo han leído? Pues léanlo aquí, por favor.

–¿Quién con fiereza interviene?
–¡Irene!

–¿Quién ataca con vesania?
–¡Tania!

–¿Y arremete cual posesa?

–¡Teresa!

¡El feminismo progresa!
¡Machirulos, escuchad
en qué términos se expresa
la cordial sororidad
de Irene, Tania y Teresa!

Fray Josepho ( Libertad Digital )