IRRESPONSABLES Y NEGLIGENTES

Se ha visto gráficamente en la actitud que han mostrado ante los atentados de Barcelona la Generalitat (dirigida por nacionalistas) y el Ayuntamiento de la Ciudad Condal (dirigido por populistas).

Primero fueron irresponsables y negligentes ante la grave amenaza terrorista; y luego se han conducido con sectarismo y no menos irresponsabilidad tras los ataques yihadistas -como han puesto de manifiesto los mossos de escuadra-. No era el bien común ni la seguridad de los ciudadanos lo que les quitaba el sueño. Sino el poder.

No hay más que recordar el “caso Pujol” -durante décadas puesto como modelo de nacionalista moderado- para concluir que el nacionalismo no es sino una gran estafa.

Actuall

viñeta de Linda galmor