JUECES O FISCALES

Vuelve a abrirse el debate sobre quién debe llevar a cabo las actuaciones encaminadas a preparar un juicio y averiguar y hacer constar la perpetración de los delitos y la culpabilidad de los delincuentes: ¿el juez instructor o el fiscal? El asunto no es nuevo.

Lo removió Zapatero en su etapa final y lo planteó otra vez Ruiz-Gallardón como ministro del PP. En Europa, en muchos países, esa labor de investigación corresponde a los fiscales. España es casi una excepción con la figura del juez instructor.

El problema radica en que esta reforma se suscita justo ahora, en un contexto en el que la nueva fiscal general viene de ser ministra del Gabinete de Sánchez. Añadan a ello que protagonizó mítines con manifiesta aversión hacia sus rivales políticos.

No parece, por tanto, el momento más apropiado para acometer este cambio. En sí misma, la suma de una fiscal general de sus antecedentes más la reforma propuesta constituye un ataque a la independencia judicial.

Habría que acometer en paralelo una revisión del estatuto orgánico del Ministerio Fiscal para garantizar la actuación neutral de los fiscales. Honestamente, nadie cree en esa imparcialidad.

El Astrolabio ( ABC )