JUSTA CONDENA A ARTUR MAS POR LA FELONÍA DEL 9-N

A pesar de la campaña de presiones orquestada por el independentismo, el Tribunal de Cuentas condenó ayer a Artur Mas y a otros acusados del 9-N a devolver 4,9 millones gastados en la consulta ilegal celebrada en 2014.

Queda acreditado, pues, que tanto el ex presidente de la Generalitat como sus ex consejeras Ortega y Rigau -responsables de la adquisición de material para organizar el simulacro de consulta- continuaron adelante con sus planes pese a las advertencias reiteradas del TC sobre las consecuencias jurídicas de su intención de quebrantar la ley.

Los acusados trataron de zafarse de la responsabilidad contable al no ser condenados por malversación. Sin embargo, el tribunal deja claro que su normativa permite forzar la devolución del dinero pese a no mediar una sentencia penal, lo que constituye un aviso para Puigdemont. Éste, aunque fugado, no podrá eludir rendir cuentas por el 1-O.

Las condenas del organismo fiscalizador del Estado certifican el engaño a los ciudadanos de Cataluña que representó el 9-N. El Gobierno debió parar esta felonía interviniendo la autonomía catalana, pero ello no exime a sus ejecutores de resarcir a la Administración catalana por el desfalco de una votación que nunca debió haberse llevado a cabo.

El Mundo