KARL MARX PARA LOS RELOJES CHINOS

La hoz y el martillo que cuelgan entre los cortinajes rojos y amarillos del Gran Palacio del Pueblo de Pekín fueron sustituidos ayer por un barbudo al que tiene mucho aprecio el presidente chino, Xi Jinping.

Hoy se cumplen 200 años del nacimiento de Karl Marx y la China que avanza a velocidad de crucero (con permiso y alfombra roja de los mismísimos Estados Unidos) rinde estos días homenaje al padre de El Capital como el único resplandor por el que se dejará cegar: «El marxismo es un amanecer espectacular; ilumina el camino de la humanidad; su teoría aún resplandece con la brillante luz de la verdad».

Quién le hubiera dicho al pensador de Prusia Occidental..

Silvia Román ( El Mundo )