LA AMISTAD

Los amigos, esas personas que nos acompañan y tenemos cerca en la vida real, con las que podemos compartir nuestras alegrías, tristezas, planes, sueños y desdichas, son un tesoro incalculable y a veces no justamente valorado.

Esos en los que podemos confiar, lo que nadie más debe saber.

Esos donde nos socorremos cuando los problemas nos atormentan y nos desahogamos contándoles nuestras penas.

Esos a los que podemos acudir en busca de apoyo y ayuda.

Esos que son nuestros confidentes, con los que compartimos nuestros pensamientos más secretos y anhelos.

Esos, ante los cuales podemos quitarnos la máscara de la formalidad y comportarnos como verdaderamente somos.

A todos esos que por desgracia nunca son muchos, podemos dedicarles unos minutos de nuestro tiempo y hacerles saber cuánto representan para nosotros.